6 Fotógrafos y un hombre, ¿Alcohólico o Millonario?

6 fotografos 1 hombre experimento canon

6 fotografos 1 hombre experimento canon

 

¿Qué crees que ocurriría si tuvieras que hacer una fotografía a un alcohólico y luego a un millonario? ¿Crees que el resultado sería parecido o totalmente diferente? ¿Y que pensarías si resulta que esas personas tuvieran el mismo aspecto físico? O mejor aún, ¿Y si fueran la misma persona?

Esto es lo que pasa cuando se hacen experimentos tan interesantes como este. En este caso se trata de poner a prueba la capacidad creativa de 6 fotógrafos al cambiar solamente una variable del “juego”. La historia.

6 fotógrafos, 1 persona, 6 historias y 6 resultados diferentes

Este es un proyecto realizado por The Lab en colaboración con Canon Australia. El experimento consistió en reunir a 6 fotógrafos por separado, reunirlos con el hombre que iban a fotografiar, en un mismo espacio y con los mismos materiales. A cada uno de los 6 fotógrafos le contaron una historia diferente sobre el hombre. Este hombre es actor y el desafío se trataba de crear un personaje diferente en cada sesión.

El hombre como buen actor, se metió en el papel de hasta 6 personajes diferentes: alcohólico, pescador, expresidiario, medium, salva vidas y millonario. Los 6 fotógrafos tenían que hacer un retrato para reflejar la personalidad del hombre, en línea con la historia que le había contado. Cada fotógrafo creyó en su particular historia y realizó la sesión en consecuencia.

El resultado del experimento fue sorprendente:

6 fotógrafos 6 historias
6 fotos distintas hechas por 6 fotógrafos a los que se le contaron 6 historias diferentes del sujeto

¿Crees que podrias diferenciar y reconocer la historia del personaje viendo sólo la foto final?

Podrás ver qué imagen corresponde a cada historia más adelante pero por si tienes curiosidad de ver cómo se hizo todo aquí te dejo el vídeo original de Canon Australia:

 

Millonario

 

6 fotografos y el millonario, experimento by canon
El Millonario

Retratando la historia del hombre que se convirtió en millionario por méritos propios, el fotógrafo elimina toda distracción para centrarse sólo en él.

Pescador

6 fotografos y el pescador by canon
El Pescador

Se muestra la imagen de un hombre con sentido del humor, sentado y sonriendo a la cámara.

Expresidiario

6 fotógrafos y el expresidiario by canon
El Expresidiario

La expresión de la cara lo dice todo, vemos la imagen de un hombre que guarda una historia intensa y aspecto de quien ha estado entre rejas.

Medium

6 fotógrafos y el medium by canon
El Medium

El fotógrafo que pensaba que estaba ante un medium colocó una silla vacía haciendo referencia al más allá.

Salva Vidas

6 fotógrafos y el salva vidasby Canon
El Salva Vidas

Aquí el fotógrafo captura la esencia de una persona que salvó de una forma valiente la vida de alguien.

Alcohólico

6 fotógrafos y el Alcohólico by Canon
El Alcohólico

De una manera muy sutil, el fotógrafo decide dejar la botella de agua en segundo plano, insinuando el problema con la bebida.

¿Cómo se Hizo el Experimento?

Los 6 fotógrafos llegaron creyendo que iban a formar parte de un workshop. No sabían lo que les esperaba. El encargado del proyecto los dirigió uno a uno al estudio y les presentaron a Michael. Antes de conocer al modelo les contaron brevemente la historia del mismo. Lo que no imaginaban es que la historia iba a ser distinta de cada vez.

introduccion al experimento con 6 fotografos

“Nos enfadó el hecho de que nos llevaran al estudio y nos dijeran que no podíamos hablar entre nosotros mientras se realizaban el resto de sesiones”

“Fue una gran sorpresa para mi cuando me dijeron que fotografiaría a un alcohólico. Nunca había pensado como debía retratar a uno.”

Los 6 fotógrafos tenían sólo 10 minutos para realizar la foto. Algunos de ellos intentaron entender la historia de Michael antes de realizar la foto.

“La primera pregunta que le hice, no me la pudo responder. Le pregunté cuando fue la última vez que había tomado una bebida e instantáneamente sus ojos se humedecieron. Él me contó que había bebido el día anterior, por lo que pensé que estaba tratando con alguien totalmente frágil.”

Sesion experimento 6 fotografos

Uno de los fotógrafos le preguntó que cómo queria ser retratado.

“Él me dijo: -Quiero mirar a esta foto en 10 años y decir que este no soy yo.- Eso es todo lo que necesitaba para tomar la foto.”

Sesion experimento 6 fotografos

Una vez acabadas todas las sesiones, reunieron a todos los fotógrafos en frente de las 6 fotografías resultantes del experimento.

Cuando los 6 fotógrafos entraron en la sala y vieron juntas las fotografías resultantes se quedaron totalmente sorprendidos al ver la versión y perspectiva de cada uno. Ninguno creía que aquellas fotos pertenecieran a la misma persona. Les pareció desconcertante ver resultados tan diferentes de una misma persona.

6 fotógrafos sorprendidos con resultado

No fué hasta que les contaron lo que sucedía que hubo un sentimiento de alivio entre todos ellos.

¿Donde queda la Marca Personal en todo esto?

La Marca Personal en Fotografía es muy importante. Aquí lo hemos podido ver una vez más.

Nunca debemos pensar que una sesión tiene sólo una forma de hacerse. De hecho, tiene infinitas formas de realizarse. Todo depende del fotógrafo.

Esto es solo una prueba todo el poder que las historias tienen en el resultado final de una Fotografía. Por eso es tan importante que las personas a las que llegan nuestras fotos sepan ver lo que nosotros vemos, nuestros sentimientos sobre esa foto, y para ello qué mejor que contarlo. Por eso, cuando digo que el blog de Fotografía es muy importante, es para soportar la idea de que una imágen puede valer mil palabras, pero si no las escribimos puede ser que aquellos que la vean no les llegue todo el mensaje.

Y al hilo de este último mensaje te recomiendo estos tres artículos relacionados:

Y por último el mensaje que nos quiso hacer llegar Canon Australia:

A photograph is shaped more by the person behind the camera than by what is in front of it.

La fotografia está definida por la persona detras de la camara

¿Estás de Acuerdo?

Tu Fotografía Tiene Voz. Descúbrela y Poténciala

tu fotografía y su voz - fotografo inteligente

tu fotografía y su voz - fotografo inteligente

¿Sabias que tu fotografía puede tener voz? Seguro que alguna vez has dicho que una fotografía habla por si sola. Pues ahí es donde entra tu función como fotógrafo. En este mundo 2.0 necesitamos transcribir lo que tus fotografías hablan para que le lleguen a más personas interesadas en tu arte.

1. Define Tu Voz

Cuando hablo de voz en general me refiero principalmente al estilo que tu Fotografía tiene y tú como fotógrafo lo transmites. En cada caso será diferente. Dependerá mucho del tipo de fotografía que realices y a qué público te expones.

Como estilo puedes optar por uno más formal, o más divertido, o tal vez uno muy técnico, o quizás un poco de todo. Lo importante es que lo definas desde el inicio de tu negocio y que esté en concordancia con el resto de tu trabajo. Cuanto más se aproxime a tu personalidad más fácil te resultará mantenerlo a lo largo del tiempo.

2. Conoce y Háblale a tu Cliente Ideal

No es igual tratar a un niño de 9 años en las fotos para su comunión que a una supermodelo cuyas fotos aparecerán en alguna de las revistas de moda más reconocidas del país. Tu personalidad tendrá que adaptarse muy bien a tu estilo de trabajo porque será la base de tu éxito.

Cada estilo fotográfico tiene su “modo de vida”. Es decir, será recomendable seguir muy de cerca e incluso colaborar con un fotógrafo codo a codo para saber por todo por lo que tienen que pasar. Por ejemplo ser fotógrafo de bodas no es para todo el mundo. Para saber manejar las situaciones del día de la boda y todo lo que envuelve es preciso que te guste ese ambiente.

3. Habla de Beneficios no de Características

Cuando se trata de fotografía esto puede ser algo complicado. Si estuviéramos hablando de un teléfono móvil diferenciar entre características y beneficios sería fácil pero ¿Cómo puedo hacer lo mismo con mi negocio de Fotografía?

Habla de sentimientos, de lo que rodea la fotografía, de lo que te inspiró, de lo que sugiere, etc. Tu voz dependerá de tu estilo, la temática y el proyecto en particular. Un buen discurso tendrá que incluir los beneficios que tu Fotografía aporta a los que participan en ella. Da siempre una vuelta de tuerca más en tus textos.

4. Los Títulos

Un título puede cambiar mucho el significado de una fotografía. A veces no tiene porqué ser tan radical pero siempre ayuda a mejorar la percepción del lector sobre tu trabajo. Tu capacidad para reducir toda una fotografía a una frase como título puede ser desafiante. Tómate tu tiempo para crear el título y no los descuides.

Piensa mucho el título antes, durante y después de crear contenido. Si puedes crear varios entre los cuales elegir, mejor que mejor. En muchas ocasiones tus lectores verán primero el título que tus fotografías, por lo que hacer el título interesante es de tu interés para ganar más visibilidad y más aficionados a tu contenido.

5. El Copywriting, ¿El Qué?

El termino copywriting hace referencia al arte de escribir aplicado principalmente en los textos publicitarios. Originalmente la finalidad de este arte era la de persuadir a los potenciales clientes para que compraran el producto sobre el que se hablaba. Hoy en día el copywriting se ha convertido en una herramienta imprescindible para cualquier negocio.

No es necesario persuadir para vender. Lo que sí precisas es saber hacer uso de la palabra de una forma que el lector te entienda y que reciba el mensaje exactamente de la manera que tu quieres que le llegue. Si pensabas que el fotógrafo no necesita de copywriting te pediría que lo pienses dos veces. Ahora más que nunca donde “cualquiera puede hacer fotos” es esencial saber comunicar tu arte de la mejor manera posible.

6. Saber Venderte

No necesitas ser el mejor fotógrafo del mundo para tener éxito. De hecho puedes tener una gran técnica fotográfica pero si no sabes venderlas y no sabes venderte puedes tener muchos problemas para triunfar. A veces cuenta más la actitud que la aptitud.

Con bastante frecuencia el comprador final finaliza el trato por causa del fotógrafo que por causa de la Fotografía en sí. ¿Por qué? Porque si el cliente potencial contacta varios fotógrafos con estilo y calidad similar el factor definitivo será el cómo el fotógrafo se vende. Para ello puedes practicar a mejorar tu propuesta de valor única.

7. ¿Te Leen o Te Escanean?

Tus fotografías y tus textos pueden ser vistos y leídos por tu cliente ideal, pero muchos serán visitantes esporádicos o simpatizantes de tus contenidos. El factor común es que todos tienen unos hábitos de lectura propios de cualquier usuario 2.0. Esto quiere decir que ellos escanean y muy pocos leen todo tu contenido letra a letra.

En los tiempos que corren todos vivimos muy deprisa y con tanta información a disposición a veces es necesario ahorrar tiempo. Es por eso que normalmente escaneamos, en vez de leer, para identificar rápidamente si el texto me interesa o no, con una simple hojeada. Es por eso que tienes que estructurar tu texto de forma interesante para que a tu lector le interese.

Como fotógrafo, si maquetas tu contenido con una mezcla entre texto y fotos será lo ideal. Tampoco estaría de más incluir un poco del cómo son realizadas las fotos, ese “detrás de las cámaras” siempre causa cierta curiosidad en tu lector.

8. El Storytelling. Cuéntame un cuento…

Storytelling significa narración de historias. Significa que al transmitir un mensaje a nuestro lector, en vez de ser tan mecánicos, lo hagamos como si fuera una historia, un cuento. Esto ayuda a la comprensión del mensaje y involucra más al lector.

Para los fotógrafos esta puede ser una muy buena forma de transmitir las sensaciones que pueden darse en una sesión de fotos. Si ponemos el caso de una boda, podríamos ir contando todo el proceso mediante imágenes y palabras como si de un cuento se tratara. Cuando más entretenido hagas tu contenido para el lector, mejor.

9. Algunas Cosas a Evitar

  • Errores de ortografía, si tienes dudas sobre algo consúltalo.
  • Temáticas aburridas que no despierten interés en tu lector.
  • Párrafos muy grandes que no tengan espacios suficientes.
  • Frases excesivamente largas que puedan dificultar la lectura.
  • Nunca mientas o prometas algo que no cumplirás en tu discurso.

¿Cuál de los puntos tratados te cuesta más aplicar en tu Fotografía?

Te invito a dejar un comentario con tu opinión. Si te gustaría que desarrollara uno de los temas aquí tratados más a fondo, simplemente dímelo y lo tomaré en cuenta para futuros artículos. Lo importante es que el contenido sea de vuestro interés por eso vuestra opinión siempre cuenta.

15 Errores que Pueden Conducir tu Fotografía al Fracaso, y Cómo Evitarlos

15 Errores que Pueden Conducir tu Fotografía al Fracaso

Ser Fotografo no es fácil y evitar el fracaso como tal puede llegar a ser todo un desafío. Detrás del clic hay muchas áreas que son tan importantes como la fotografía final. Si realmente quieres vivir de tu Fotografía y hacerla tu trabajo es tu responsabilidad tratarla como el negocio que es. No cometas estos 15 errores que pueden llevar tu Fotografía al fracaso.

1. Sueles hacer sesiones de amigos y conocidos gratis

Los comienzos nunca son fáciles. Cuando no tienes un portfolio que mostrar es muy probable que tengas que trabajar “gratis” a cambio de ir creando esas primeras imágenes de referencia. En realidad en esa fase compensas la falta de recursos y dinero con tu tiempo.

Pero eso no puede durar para siempre. Si te sientes en una espiral sin salida donde piensas que si aumentas tus precios nadie va a contratarte tienes que replantearte tu estrategia. Debes establecer una sólida marca personal y valorarte tú primero como fotógrafo, para que el resto pueda verte como tal.

2. Lo que cobras no da para mantenerte a jornada completa

Vamos a dar un paso más. Ahora ya cobras por tu trabajo pero no lo suficiente como para vivir de ello. Por lo menos este es un avance con respecto al punto anterior. Este es el momento en el que no pueden fallarte las fuerzas y seguir adelante de una forma inteligente.

La paciencia es tu principal arma en esta fase. Debes pararte a analizar lo que te funciona y descartar lo que no. La prueba y error será algo con lo que tendrás que acostumbrarte en este negocio. No desesperes, trabaja duro, estudia tus resultados y rodéate de los mejores.

3. Te ves a ti mismo como fotógrafo y no tanto como dueño de un negocio

¿Consideras realmente la fotografía como un hobby o como un futuro trabajo? Si tu respuesta es la segunda hazte un favor y trátalo como tal. Aparte de fotógrafo mentalízate de que comenzarás a ser el dueño de tu propio negocio.

Descuidar la parte “menos atractiva” como la de dirigir una pequeña empresa puede llevarte al fracaso. Si no tienes recursos suficientes deberás hacerte cargo tu mismo, pero si puedes permitírtelo siempre podrás delegarlo a otro profesional. De cualquier forma piensa en tu Fotografía como un negocio.

4. Te cuesta separar la vida personal de la profesional

A veces los comienzos del fotógrafo pasan por hacer mucho trabajo desde casa, sin un lugar físico al que podamos llamar oficina o similar. Si no tienes unos horarios definidos ni límites establecidos en tu rutina terminarás mezclándolo todo y ese desorden puede llevarte al fracaso.

Es tentador y a veces fácil ofrecer tu disponibilidad de 24 horas por día los 7 días de la semana. Pero nadie te tratará en serio si lo haces, sobre todo si hablamos de clientes. Fíjate unos horarios y cúmplelos. Debes conseguir conservar tu vida personal y profesional separadas.

5. No respetas tu trabajo cuando entregas todas las imágenes en un CD a tus clientes

Cada vez más surgen más cantidad de fotógrafos emergentes. El principal problema es que al no tener una noción de lo que significa el negocio quieren entrar en él a toda costa por lo que si para conseguir trabajo tienen que entregar 400 fotos en alta resolución en un CD lo harán.

Puede que esto haga que tus posibles clientes te comenten dicha situación y te comparen con dichos fotógrafos. ¿Qué hacer? Edúca a tus clientes. Tu trabajo debe ser revisado ante unos mínimos requisitos de calidad y si conocéis a alguien que haga 400 fotografías en una sesión y todas ellas sean espectaculares, por favor, que me lo presenten.

6. Si no eres totalmente consciente de tus ganancias llevarás tu Fotografía al Fracaso

El principal miedo del emprendedor siempre es el no saber cuanto dinero vas a ganar a final de mes. Pero aún peor que eso es no saber cuanto dinero has ganado por no tener un balance exacto de los gastos y ventas en tu negocio. Esto puede llevar tu Fotografía al fracaso antes de lo que te imaginas.

Como dueño de tu negocio debes tener unas nociones básicas de gestión del dinero que entra y sale así como saber al detalle cuál es el beneficio de cada uno de tus productos o servicios. Revisa tus cuentas, establece un sistema de gestión de ingresos y gastos y evita sorpresas desagradables.

7. Pones los precios solamente comparándote con tu competencia

Error, error, error. Si tu principal referencia para establecer tus precios es comparándote con tu competencia corres el riesgo de caer en guerra de precios y eso es lo último que querrás hacer. Si piensas que aumentando tus precios vas a espantar a tus clientes es hora de que cambies tu mentalidad y la enfoques desde el punto de vista correcto.

Da valor a tus productos o servicios entregando lo mejor de ti con un trabajo de calidad. No puedes basarte en el precio de tu competencia porque probablemente ni tu pasado, ni tu situación actual, ni siquiera tu estrategia de negocio van a ser la misma. Por tanto, haz una reflexión profunda de donde vienes y a donde quieres llegar para acertar en tu decisión.

8. Sólo pones excusas porque no puedes hacer de la fotografía tu trabajo actual

Seguro que ya has escuchado a algún fotógrafo quejarse de la cantidad de fotógrafos baratos que hay, de la crisis económica, de lo difícil que está la situación en su zona geográfica, etc, etc, etc. Y puede ser que tu hayas citado alguna de esas excusas también.

Pero nuevamente debes tener una mentalidad correcta. Donde otros ven problemas busca una oportunidad de negocio. Donde otros sólo ponen barreras, usa tu Fotografía para construir un puente. Si por ejemplo el problema es el precio, educa a tus clientes sobre el valor de tu Fotografía.

9. Te centras en la cantidad de clientes en vez de la calidad de los mismos

No quiero que se entienda mal este punto. Está claro que obtener clientes es necesario pero aquí como fotógrafo debes tener en cuenta la calidad de tus clientes también. Cuando hablamos de calidad de tus clientes me refiero al cuanto ellos respetan tu trabajo, cuanto confían en ti para realizar dicho trabajo y tu capacidad para dejarlos satisfechos.

Haz una estudio al detalle de tu plan de acción, define tu cliente ideal y haz que te encuentre. ¿Cómo hacerlo? conociendo perfectamente el nicho de mercado al que te quieres enfocar y aportando valor constantemente para que dicho cliente ideal quiera trabajar contigo por todo lo bueno que tienes para ofrecerle.

10. Presumes de la cantidad de pedidos que tienes en lugar de centrarte en el beneficio obtenido

Este caso esta relacionado con el anterior. Es mejor tener menos clientes que te paguen más que no más clientes que paguen poco. ¿Prefieres 10 clientes al més que te paguen 100 € por sessión o prefieres dedicarte más a fondo a sólo 2 clientes que te paguen 5oo € cada uno?

Al tener menos clientes podrás dedicarle más tiempo a cada uno de ellos, sin embargo, con muchos clientes es más probable que nunca tengas tiempo suficiente para ofrecer un trabajo de calidad por acumulando día a día. Además una vez que perfecciones tu mecánica de trabajo con esos pocos clientes será más facil aumentar tu volumen de trabajo y abarcar más mercado.

11. Gastas más dinero en cámaras y accesorios de fotografía que en educación

El tener un buen equipo fotográfico está bien, pero no lo es todo. De nada sirve regalar un Ferrari a alguien que se acaba de sacar el carnet del coche. No saber dar uso de los recursos que se tienen a mano por pensar que son insuficientes puede ser un gran error que te lleve tu fotografía al fracaso.

Invierte en tu educación ya que estarás invirtiendo en tu futuro. Puedes hacerlo de muchas formas. Existen cursos sobre muchas materias que pueden serte de utilidad, sólo tienes que descubrir tus puntos débiles y mejóralos con una buena formación. Abre tu mente a otras áreas que puedan complementar tus conocimientos de Fotografía.

12. Sólo buscas formación en Fotografía dejando de lado formación financiera

Está claro que conocer los fundamentos que dan la formación en fotografía son buenos. Puedes hacer un curso de fotografía de retrato, fotografía de bodas, iluminación en fotografía, fotografía de producto, etc. Pero, ¿Has pensado alguna vez en hacer un curso para mejorar tu negocio?

Tu educación financiera es fundamental para el éxito de tu negocio fotográfico. Puede que sea el momento de realizar algún curso sobre marketing, organización del tiempo, emprendedurismo, gestión de pequeñas empresas, etc.

13. No te pagas a ti mismo, no tienes salario

Esta es una de las mayores preocupaciones en cuanto a la gestión de la economía de tu negocio de fotografía. Muchos van tomando el dinero y gastándolo según las necesidades sin tener la sensación de recibir un salario.

Una de las primeras cosas que deberías hacer cuando recibes el pago de alguno de tus servicios es saber administrar dicho dinero y destinar una parte del mismo a tu salario. Como dueño de tu propio negocio debes ser tu quien controle el dinero y no al contrario.

14. Sueles tener más contacto con otros fotógrafos en vez de con dueños de otros negocios

Relacionarse con otros fotógrafos es una buena práctica que todos deberíamos tener. Pero no cometas el error de quedarte sólo dentro del sector de la Fotografía. Intenta abrir tus vistas a lo que ocurre a tu alrededor y te darás cuenta que los fotógrafos tienen que lidar con muchas otras cuestiones que a veces nada tienen que ver con la Fotografía.

Relaciónate con dueños de otros negocios puede ser muy beneficioso para obtener otros puntos de vista que pueden completar el tuyo. Esa es la filosofía que hay detrás de los Mastermind Groups. Se trata básicamente de reunir a personas con un nivel similar pero en diferentes negocios o áreas para ofrecer y obtener ayuda de los otros miembros del grupo.

15. Sueles invertir el dinero que ganas en material fotográfico en vez de en hacer crecer tu negocio

Uno de los fundamentos de todo negocio es saber invertir en las cosas correctas. Si tu fotografía es suficientemente buena para hacer dinero es hora de invertir en tus habilidades como dueño de un negocio en vez de en tu Fotografía en si.

Tu Fotografía es mucho más que hacer clic y entregar las fotos. Invierte en publicidad, en diseño, en conferencias, en colaboraciones con otros artistas, en un buen blog, e incluso en ti propio es fundamental para poder avanzar en la dirección correcta.

16. #Error Extra# No suscribirte a Fotógrafo Inteligente!

Somos más de 1000 fotógrafos inteligentes que reciben cada semana nuevas e interesantes informaciones en su email. Desde el blog intento ofrecerte información siempre útil que pueda ayudarte a mejorar tu Fotografía como negocio. Si te ha gustado el artículo y aún no estás suscrito, ¿A qué esperas? usa el formulario al final del post para suscribirte. Trabajaré duro para crear el mejor contenido con tu ayuda y de vez en cuando repartiré alguna que otra guía sólo para suscriptores. ¿Te lo vas a perder? :)

¿Cual de los puntos mencionados consideras más importante para tu negocio fotográfico?

Me gustaría escuchar tu opinión. Los comentarios están disponibles y listos para recibir tu punto de vista.

Branding para Fotografos ¿Qué Es y Para Qué Sirve?

Branding para fotógrafos y marca personal en fotografía (fotografo inteligente)

Branding para fotógrafos y marca personal en fotografía (fotografo inteligente)

¿Qué es el Branding para Fotografos?

El branding en fotografía se refiere a la creación, construcción de nuestra marca personal como fotógrafos. No debemos confundirlo directamente con promoción o publicidad.

Por tanto el branding para fotógrafos define la personalidad que tienes tú como empresa. Y ahora me preguntarás pero, ¿Mi negocio fotográfico tiene personalidad? Debería.

Al principio puede ser difícil identificarse con un estilo en particular pero de ahí el hecho de “construir” nuestra marca. Partiendo de lo que nos gusta y teniendo una idea de a donde queremos llegar podremos ir definiendo nuestro camino.

El branding en fotografía servirá para diferenciarte de otros profesionales, por eso debes tener muy claro en qué punto se encuentra nuestra competencia y cómo queremos posicionarnos con respecto a ella.

El Branding debe conseguir que tu potencial cliente te vea como tu quieres que te vea.

Para ello debes tener una idea muy clara de quien quieres ser y trabajar duro para que eso suceda.

O sea, si nuestra misión es convertirnos en un fotógrafo de bodas vintage, debemos trabajar nuestro branding, nuestra marca personal para que nuestros clientes nos perciban como el fotógrafo de bodas vintage que ellos están buscando.

Para hacer un buen ejercicio de branding dinámico y divertido vamos a pensar lo siguiente:

  • El estudio de nuestra trayectoria ¿Qué hemos construido?
  • El proyecto ¿En que punto nos encontramos? ¿Cambiar o reformar?
  • El plan de ejecución ¿A donde queremos llegar?

Y para hacerlo más ameno vamos a hacer una pequeña comparación entre nuestra casa y nuestra marca personal con el fin de entender un poco mejor como funciona esto del branding para fotógrafos.

Nuestra experiencia. ¿Que hemos hecho hasta ahora?

Lo quieras o no, en este momento ya tienes una marca personal como fotógrafo. Y me dirás, pero si yo no he hecho nada aún. Exacto, tanto lo que haces como lo que no haces influye en tu marca y por tanto en la evolución de tu branding.

Arquiejemplo 01.

Al igual que actualmente tienes casa donde vivir también tienes marca personal. Entonces imaginemos que vives sólo en un apartamento pequeñito que has ido decorando y haciéndolo tuyo con el tiempo. Pues bien, eso refleja tu experiencia y tu casa será a donde tus clientes lleguen para contratarte. Si les gusta se quedaran, tomarán café y te contratarán, y si no pues simplemente se irán.

Por tanto, debemos ser críticos con nosotros mismos y tomar en cuenta tanto aquello que hayamos alcanzado como fotógrafos así como aquello que haya sido reconocido por otros. El resto simplemente descártalo, tómalo como parte del proceso de aprendizaje.

Nuestros deseos. ¿Estamos satisfechos con nuestra Marca Personal?

Una vez analizado nuestro histórico vamos a analizar nuestro estado actual. Deberemos realizar un plan donde estudiemos dónde estamos, a dónde queremos llegar y cómo queremos hacerlo. Es en este punto donde debemos fijar la base sobre la que se va a construir nuestra marca personal.

Arquiejemplo 02.

Siguiendo con el ejemplo anterior aquí tenemos dos opciones. Imagina que no estas conforme con tu pequeño apartamento y tienes vergüenza de que alguien entre a tomar café. Por tanto puedes esforzarte en transformarlo en aquello que quieres o bien mudarte a otro apartamento mayor o incluso una casa. Tanto en un caso como en otro deberemos realizar un proyecto. De ti depende si quieres cambiar sólo los revestimientos o quieres cambiar la estructura también.

En el proceso de branding para fotógrafos, la experiencia es importante porque nos guiará a dónde queremos ir o incluso a dónde no queremos ir. Es en este momento donde debemos decidir a donde dirigirnos y qué acciones tomar para que nuestra misión se cumpla.

Nuestra misión. ¿A donde queremos llegar?

Después de analizar el pasado y el presente es hora de pensar en el futuro. En este punto es tan importante el fin como los medios. Es decir, debemos tener siempre en mente a donde queremos llegar pero siempre preocupándonos del cómo lo hacemos, el camino es importante. A veces el camino nos muestra un final diferente al que habíamos pensado y tendremos que irnos adaptando.

Arquiejemplo 03.

Una vez que tenemos el proyecto realizado deberemos tener especial cuidado a la ejecución de todo aquello que queremos que se haga. Debemos saber todos y cada uno de los elementos que entrarán en el proceso, los que conservaremos, los que vamos a desechar y los que tendremos que comprar.

¿Como conseguir nuestros objetivos? Haciendo que cada pieza del puzzle cuente. Con tu misión en mente tendrás que decidir si quieres conseguir ser mejor que tu competencia o tal vez prefieras diferenciarte de ella aportando valor. Sea cual sea tu decisión ten en cuenta las necesidades de las personas a las que vas a servir.

Elementos que definen nuestro Branding como Fotógrafos

Tu nombre o marca

Será tu identificación en un ambiente de negocios, por lo que tendras que pensarlo muy bien. Puedes ver el artículo sobre cómo elegir el nombre de dominio que te servirá como punto de partida.

Nuestra imagen.

Debemos cuidar tanto la imagen física como la que ofrecemos virtualmente. Y por supuesto que sea la misma allá donde te presentes.

El Logo

Es el simbolo que te representará. Haz que se corresponda con tu imagen y con aquello que ofreces.

Tarjeta de visita

Como tal, tu tarjeta de presentación como marca o negocio.

El Portfolio online

Aquí es donde tienes que intentar que tus clientes encuentren exactamente lo que buscan. Cuida la presentación con un buen tema de wordpress

El Blog

Servirá para crear una voz a tu marca y crear un posicionamiento que la refuerce. ¿Aún dudas si un blog es necesario?

Colores

En este mundo tan visual debemos tener especial atención a qué colores usar en todo momento. Existe toda una psicologia detrás de la elección de colores.

Slogan o Propuesta de Valor

Si tus clientes tienen un breve contacto contigo deberían al menos de quedarte con tu slogan. Puedes ver algunas propuestas de valor en ese otro artículo.

Página “Sobre mi/nosotros” o “Acerca de”

Después de tu portfolio es una de las páginas que más visitará tu cliente potencial por tanto cuidala. Habla en primera persona y dirígete a tu cliente final. Debes mostrarte sincero y tal y como eres. Incluir algo sobre lo que haces fuera del trabajo puede “humanizar” tu marca y aportar valor y cercanía al cliente final.

¿Para qué sirve el Branding para Fotógrafos?

Para diferenciarte del resto.

Diferenciate, se único, singular, original. Llámalo como quieras pero que no te tomen como un fotógrafo más del montón. Tu objetivo es que seas reconocido por cualquier cosa que hagas.

Para facilitar tu trabajo.

Una vez que la mayor parte del trabajo de branding está hecho el resto es mucho más fácil. Al haberte definido unas reglas sobre las cual basar tu trabajo podrás trabajar preocupándote sólo en aquello que haces bien y que te hace único.

Para facilitar el trabajo de tus clientes.

El proceso de elección de un fotógrafo para un cliente no es sencillo. Pero si llegan a ti y tu marca personal está definida en todos los aspectos de tu trabajo no les costará más de 10 segundos el saber si eres el fotógrafo perfecto para ellos o no.

Para crear confianza.

La confianza es uno de los factores más importantes cuando un cliente baraja varias opciones entre las cuales elegir. Si tu branding como fotógrafo es constante, coherente y consistente tu trabajo también lo será. Siendo así reduces el posible miedo del cliente transmitiéndole que aquello que ve es aquello que va a tener.

Espero que después de los puntos tratados en este artículo tengas clara la importancia de construirte “la casa de tus sueños” o tu marca personal sobre la cual desarrollar tu negocio.

¿Ya tienes definida tu estrategia de Branding fotográfico?

¿Cuál es el mayor obstáculo que encuentras a la hora de crear tu Marca Personal?

Deja tu opinión en los comentarios y estaré encantado de responderte o también puedes compartir el artículo con aquellos a los que creas que les puede interesar.

15 Consejos Pro para Fotógrafos Aspirantes imprescindibles

15 consejos pro para fotografos aspirantes imprescindibles by fotografointeligente

15 consejos pro para fotografos aspirantes imprescindibles by fotografointeligente

La profesion de Fotografo puede parecer muy bonita y simple vista desde fuera. Si crees que lo único que tiene que hacer un fotógrafo es saber como manejar una camara y hacer clic, estas muy equivocado.

A continuacion te daré una vision general de todo lo que implica la Fotografía para cualquiera que quiera trabajar como freelancer.

 

1. La Regla del 20/80

Ser fotógrafo es mucho más que hacer fotos. De hecho sólo dedicarás el 20% del tiempo a hacer fotos y el 80% restante lo estarán destinadas a otros quehaceres del negocio. Ese 80% del tiempo será un trabajo que sucede mayormente en el ordenador. Entre las principales tareas a desarrollar se encuentran: guardar y organizar fotos, responder emails de clientes, editar fotos, actualizar tu web, trabajar en tu marketing, organizar las sesiones con los clientes, promocionarte en las redes sociales, etc.

2. ¿Trabajar Gratis?

Polemicas aparte, lo cierto es que al principio de tu carrera como fotógrafo, ya sea para crearte un portfolio o ya sea para ganar experiencia, tendràs que investir tu tiempo, gratis. Cuando tengas una buena base de imagenes y experiencia que ofrecer a tus clientes debes comenzar a cobrar por tus servicios. Una vez que alcances un cierto nivel no permitas que se aprovechen de ti, hazte valer.

3. No te preocupes por lo que NO tienes

La adquisición de una cámara profesional Full-Frame puede llevar algún tiempo. No están al alcance de todos, sus precios son elevados. De hecho seria un error comprarla de primeras porque seria como comprarle un ferrari a alguien que se acaba de sacar el carnet. Si tienes que invertir en algo al principio que sea en objetivo que te sea más útil. Depende del mercado y el estilo al que te enfoques será mejor uno u otro. Muchas de las cámaras reflex más baratas de hoy en dia son mejores que las que usaban los profesionales hace 10 años. Por tanto, no tienes excusas.

4. Especialízate

No me canso de repetirlo. Busca tu nicho, tu mercado, aquello a lo que te encante hacerle fotos, no importa si son paisajes, personas o perros, sólo dedícate a ello con todas tus fuerzas. No intentes ser fotografo de todo. Busca un tema e intenta ser el mejor en ello. Y para ello lo mejor que puedes hacer es buscar formación al respecto y aprender de los fotógrafos referentes en la materia.

5. Saca tu lado de Negocios

En el mundo de hoy en dia ya no basta con ser un buen fotógrafo. Debemos ser también una persona de negocios. Hay muchos fotógrafos increiblemente buenos que no ganan ni para ir al cine y, por contra, otros del montón que hacen grandes fortunas. El saber como manejar tu estrategia de negocios, tu marca personal y tu marketing es fundamental. En eso se basa el concepto de “Fotógrafo Inteligente”, en ayudarte a aclarar todos esos conceptos para que le saques el máximo partido a tu pasión.

6. Todo por Escrito, Por Favor.

Muchas veces puede parecer que un acuerdo verbal es suficiente, pero para evitar inconvenientes es recomendable siempre tenerlo todo por escrito. El precio, las condiciones, los plazos. Un contrato por escrito con todas las clausulas bien definidas será una garantia para ti y para tu cliente. Hace el trabajo mas fácil y nos obliga a estar dentro de plazo tambien. Incluso para los trabajos “gratis” deberiamos tener las bases por escrito también para indicar el uso que se les dará a las imagenes resultantes

7. Ponte un Precio Adecuado

¿Sabias que en tu precio final por hora deberias incluir todo el tiempo que dedicaste a aprender la materia? El ponerte un precio adecuado es probablemente uno de las tareas más complicadas de definir ya que depende de muchos factores. Un resumen simplificado podría ser:

  • Básate en lo que tu competencia directa ofrece
  • Se honesto con el nivel de calidad que puedes entregar
  • Busca un valor diferencial que el cliente no pueda rechazar.

8. Busca Nuevos Clientes, Contacta Antiguos Clientes

Si después de publicar tu última sesión esperabas a que cientos de nuevos clientes llamasen a tu puerta me temo que no va a ser así. Hoy más que nunca las cosas se han igualado, el cliente buscará al fotógrafo, pero el fotógrafo también tendrá que buscar al cliente. Y más importante aún si cabe es el hecho de mantener contacto con los clientes con los que ya has trabajado. Si están dispuestos a repetir serán los que más alegrias te den.

9. No hay Exito de la noche a la mañana

La creación de un negocio puede ser un proceso que tarde años. En los comienzos, deberas tener otras fuentes de ingresos. Eso sí, cuanto mayor dedicación pongas antes obtendrás tu recompensa. Rodéate de expertos y gente que sabe más que tu y así podrás disminuir tus errores e intentar hacerlo todo bien desde el principio.

10. Aprende de los Fracasos

No es fácil, pero muchos de los emprendedores y profesionales que hoy en dia son reconocidos y exitosos tuvieron sus fracasos. Aprende de los errores y en el siguiente proyecto reconocerás lo valioso que es aprender de tu propia experiencia. No tengas miedo al fracaso.

11. Conectate. Sociabilizate. Hazte notar.

Nunca sabes donde puede estar tu próximo cliente o la próxima persona interesada en tu trabajo. El mundo es así de imprededible sin saber por donde te pueden sorprender. Lo que está claro es una cosa, cuanto más difundas la voz sobre lo que haces mayores serán las opciones de que alguien te encuentre. Déjale claro al mundo quién eres y lo que haces y el mundo te dará la bienvenida.

12. Autopromuévete. El “no” ya lo tienes.

Cuando tengas un buen portfolio puedes ofrecer tus servicios. Directores de arte, agencias de modelos, fotógrafos de tu ciudad o en general empresas en las que tu trabajo pueda encajar. Manda tu propuesta a 10, 200, 1000 destinatarios. Si de esos 1000 obtienes 2 buenas ofertas habrá valido la pena. No te tomes los “no” o el silencio a pecho , no es personal.

13. Haz Amistad con otros Fotógrafos

No tienes excusa para no hacerlo. Establecer contacto con otros fotógrafos sólo te dará alegrías. Podrás compartir experiencias, técnicas, colaboraciones e incluso dar lugar a nuevos contactos o nuevos trabajos. Y si consideras que pueden ser competencia recuerda aquello de:

“Mantén a tus amigos cerca y a tus enemigos aun más cerca.” – Marlon Brando

14. Se Constante

¿Sabias que se tardan 10.000 horas de trabajo en convertirse en un experto de la materia? Eso son muchas horas ¿Verdad?. De ahí la importancia de que te guste lo que haces. Si dedicas 3 horas al dia formándote y practicando tardarás 10 años en convertirte en un experto. Pero no te preocupes, pasa lo mismo con profesores, tenistas, músicos, etc.

15. Comienza Hoy

SI después de hacer este rayos-X a lo que engloba el negocio de la Fotografía aún tienes ganas de continuar, te doy mi más sincera enhorabuena. Ahora sólo tienes que comenzar si es que no lo has hecho ya. Actúa lo antes posible para llegar a lo más alto antes de aquel que lo deje para mañana.

Ahora es tu turno.

¿Cúal es el consejo con el que te sientes más indentificado?

¿Tienes algún otro consejo que crees que debería estar en esta lista?

Compártelo en los comentarios.

Estaré encantado de recibirlo.