Retoque Fotográfico en E-commerce, ¿Sabes Todo lo Necesario?

retoque fotografico en ecommerce

Si en una tienda convencional tener un buen escaparate es vital para conseguir visitas y que la gente entre a comprar, en un e-commerce es muchísimo más importante ese escaparate de imágenes. La primera impresión del catálogo de productos de un e-commerce es vital para el cliente que quiere comprar él.

Evidentemente, es muy perjudicial para tu negocio que la imagen de un producto no transmita de la forma adecuada lo que debe transmitir. Es aquí donde radica la importancia de un buen retoque fotográfico en e-commerce, en saber jugar con todos los aspectos técnicos y emocionales que contribuyen a llevar a un nivel superior las fotografías de tu tienda virtual.

Si eres fotógrafo y/o trabajas con fotografías de producto, o lotes fotográficos en stock que necesitan optimizar una gran cantidad de imágenes, a continuación podrás entender el trabajo largo, complicado y meticuloso que debes ser en ello. Para ello, hoy te traigo la experiencia y el conocimiento de la empresa de retoque fotográfico SleekLab Retouch.

Presentando al autor invitado: SleekLab Retouch

En este post podrás conocer la importancia que tiene el hecho de contar con un buen retoque fotográfico en un e-commerce. Descubrirás cuáles son los aspectos que definen una buena calidad fotográfica dentro del mundo del comercio electrónico. 

Para nosotros cada cliente e-commerce es diferente, sin embargo, observamos el mismo problema en la mayoría de ellos. Realmente no son conscientes de la relevancia que tiene para sus negocios online el retoque fotográfico de las imágenes de sus productos.

Una relevancia que incluso podríamos explicar a través del neuromarketing: cuando un producto nos gusta y lo compramos, es, entre otras cosas, porque nuestro ojo humano envía una respuesta neuronal a nuestro cerebro de que lo que está viendo, efectivamente le gusta. Si a través de nuestro ojo, viéramos algo que no nos gusta, directamente lo descartaríamos.

En cambio, cuando la respuesta visual es positiva, nuestro proceso de compra comienza partiendo de una buena predisposición.

Por qué son importantes y cómo deben ser las imágenes de un e-commerce

Imagina que visitas una tienda online porque quieres comprar algo, buscas la categoría de producto y finalmente el producto en sí. Pero te percatas de que la imagen se ve borrosa, poco iluminada, el color no es exactamente el que debería ser…

¿Crees sinceramente que comprarías ese producto? La respuesta resulta bastante evidente, ¿no crees? Lo más lógico es pensar que ese producto no te está transmitiendo nada de confianza y que prefieres visitar otro sitio donde puedas visualizar ese producto de forma mucho mejor, y por qué no, efectuar una compra.

Lo primero que queremos dejar claro es que las imágenes pequeñas no son nada eficaces como recurso de ventas en el comercio electrónico. El usuario no quiere ver las cosas en pequeño, quiere ver amplitud, profundidad, buen enfoque… Pero, tampoco podemos poner una imagen demasiado grande que nos ocupe casi toda la pantalla.

Por tanto, lo que hay que saber es conjugar a la perfección el tamaño y la resolución. Lo más conveniente es conseguir el tamaño adecuado para una resolución perfecta. De hecho, en SleekLab Retouch solemos recomendar que las imágenes sean de al menos 2000 pixeles para que los usuarios puedan utilizar la función del zoom.

La Alineación y los Márgenes de las imágenes

Otro aspecto fundamental, hace referencia a la alineación y los márgenes. Cuando una imagen está perfectamente alineada y con márgenes blancos, creamos una imagen visualmente muy coherente y si, por ejemplo, le agregamos sombras, conseguimos un resultado más profesional y elegante.

Además, otra de las cosas a tener en cuenta es que estamos creando imágenes que se van a visualizar en dispositivos electrónicos (portátiles, smartphones, tablets…), por lo que lo más lógico no es utilizar resoluciones propias de impresión. Lo más coherente aquí es jugar con el peso de la imagen, para que tarde poco en cargar y evitemos así que el usuario se desespere o se acabe su paciencia y acabe en otra página web.

Con el peso y la calidad, intenta buscar un término medio. En SleekLab Retouch creemos que, por lo general, para una web es conveniente imágenes en torno a los 72 píxeles por pulgada y su calidad al máximo posible. Así tratamos de conseguir que pesen poco pero que se vean perfectas.

Un 82% de los usuarios confían en un e-commerce si hay buena calidad visual

Estadísticamente está comprobado que cuanto mejor es la calidad visual de las imágenes, más tiempo permanecen los usuarios en la página web. Los resultados a través de encuestas muchas veces son aplastantes, y en este caso no lo son menos.

Estudios recientes señalan que, aproximadamente un 82% de los compradores se sienten más confiados a comprar un producto si el e-commerce ofrece una buena calidad visual. 9 de cada 10 compradores señalan que la experiencia de compra es más eficiente su la tienda ofrece visuales de calidad superiores a la propia foto: vídeos del producto, fotografías 360º, etc.

El 74% de los compradores interacciona con el contenido visual de la página el doble que con otros elementos del e-commerce, como por ejemplo la información del producto. Es decir, la mayoría de usuarios nos preocupamos el doble por ver el producto en sí, que por saber qué contiene o sus especificaciones técnicas.

Podríamos seguir ofreciendo mucha más información estadística pero creemos que estas son bastante concluyentes.

Cuida cualquier detalle y muestra el producto desde diversos ángulos

Al igual que en muchos otros trabajos artísticos, cada detalle es importante. Cada aspecto forma parte de un rompecabezas que se tiene que resolver para dar con una imagen creativa y técnica. Todo suma.

En el comercio electrónico, la fotografía es prácticamente el principal factor de atracción. Una fotografía de calidad, representativa del producto y fiel a la realidad. Y como decimos, cualquier detalle cuenta.

Es fundamental que la imagen sea limpia, nítida y que muestre el producto completamente, a ser posible desde diferentes ángulos: una imagen frontal acompañada de diversos perfiles o ángulos necesarios para mostrar el producto lo mejor posible. Si lo consideras oportuno, recurre a la fotografía 360º (algo que ya muchos e-commerce están implementando).

Así conseguimos que el producto se vea al 100% y que no se pierda ningún detalle ya que, está absolutamente comprobado que una mala fotografía de producto puede matar por completo la conversión en un e-commerce.

Optimización de las imágenes y su relevancia en los buscadores

Como ya hemos señalado, es muy importante tener en cuenta que nuestras imágenes se preparan para ser visualizadas en dispositivos digitales y que un e-commerce, como cualquier página web, debe posicionarse en los buscadores de la mejor manera para que atraiga más tráfico y hayan más conversiones.

Por lo tanto, es imprescindible optimizar las imágenes a nivel SEO. Es decir, tener en cuenta la relevancia de las metaetiquetas “title” y “alt” para mejorar el posicionamiento de la imagen.  La primera etiqueta hace referencia al nombre del producto que se muestra cuando pasamos el ratón por encima de la imagen, y la etiqueta “alt” se refiere al “texto alternativo”, o en otras palabras, a la descripción que nos da la imagen si, por ejemplo, se produce un error en la carga.

Estos pequeños aspectos, que no cuestan mucho esfuerzo, pueden provocar un aumento considerable en el posicionamiento de tu web, y ayudarte conseguir mejores visitas que aumenten tu número de conversiones.

Qué aspectos definen una fotografía de calidad en un e-commerce

A continuación, destacamos los principales aspectos o cuestiones técnicas que nosotros consideramos básicas en la optimización de tus imágenes:

  1. El tamaño, algo que ya hemos mencionado y que se debe tener muy en cuenta en relación con la calidad de la imagen.
  2. La resolución. Que la imagen tenga buena resolución es fundamental para que, cuando el usuario amplíe y haga zoom, se vea a la perfección cualquier detalle del producto, por mínimo que sea.
  3. El fondo. Está comprobado que en un e-commerce, los colores blancos o claros son los que más convierten. Esto es así porque se aprecian mejor los contornos, bordes, contrastes, sombras, etc. Como ya hemos dicho anteriormente es fundamental para el ojo humano, conseguir una imagen que no le produzca estrés o incomodidad, al contrario, que aprecie el producto de forma clara y relajada.
  4. Sombras y ángulos. Juega con las sombras y con todos los ángulos posibles. A veces puede resultar determinante en una imagen el cómo aparece el producto. Este es un aspecto que se trabaja mucho en la fase de retoque: conseguir unificar todas las vistas y ángulos del producto.
  5. Escala. Este concepto es fundamental para conseguir que el usuario se haga una idea clara de cuál es el tamaño real del producto. Hay que procurar que, de una forma visual, el usuario conozca el tamaño de ese producto en la realidad. Por ejemplo, si se trata de un bolso de mujer puede ir acompañado de una modelo que lo lleve puesto. Así sabríamos el tamaño real.

Nuestra conclusión, o idea que queremos dejar bien clara, es que una imagen siempre genera una emoción, y dentro del mundo del marketing es muy importante saber emocionar y conseguir que el usuario, a través de una imagen, sienta el impulso de querer ese producto en nuestro e-commerce y no en otro.

Hay que dejar claro que es lo que hace diferente a nuestro producto con respecto a otros, y nuestras imágenes tiene que conquistar al usuario, no solo para que compre, sino para que vuelva a hacerlo.

DAFO para Fotógrafos, Cómo Empezar Tu Negocio Fotográfico [+Plantilla Descargable]

DAFO para Fotografos

Iniciar un negocio fotográfico no es fácil sobre todo porque a veces es algo que surge por inercia. Una buena forma de empezar es con un análisis propio mediante la creación de una matriz DAFO para Fotógrafos.

¿Qué es DAFO para Fotógrafos?

La matriz DAFO es una herramienta que te permite hacer un análisis de la situación actual de tu proyecto o negocio. Este ejercicio te da una idea de en qué momento te encuentras como fotógrafo y te da las pistas para crear estrategias a partir de dicha matriz.

El hacer un análisis DAFO para fotógrafos es especialmente recomendable en los estados iniciales del proyecto. Este estudio debe formar parte de tu plan de negocio fotográfico. Estarán muy relacionados con este estudio la creación de tus objetivos smart.

Un buen análisis DAFO te permitirá ver con más claridad las estrategias a tener en cuenta y los tiempos de implementación de las mismas. Dependiendo de los objetivos a los que apuntes la estrategia irá variando.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que un buen DAFO para fotógrafos irá cambiando con el tiempo. Si estás empeñado en conseguir hacer avanzar tu negocio podrás eliminar las debilidades y amenazas que se interpongan en tu camino y potenciar tus fortalezas a la vez que ir al encuentro de nuevas oportunidades.  

DAFO para Fotografos
Así es como sería una matriz DAFO para Fotógrafos. Si quieres una plantilla igual que esta te la podrás descargar más abajo.

¿Qué significan las iniciales de la matriz DAFO?

El análisis DAFO se divide en características internas y externas, por un lado, y positivas y negativas por otro, cruzándose entre ellas. Es por eso que la forma de matriz encaja perfectamente en este estudio.

Vamos a ver qué significan cada una de las siglas y a qué pertenecen las mismas:

  • Debilidades (interno, negativo): tus puntos débiles que afectan al proyecto. Cosas en las que no eres tan bueno y que debes mejorar. Cosas que tu competencia hace mejor. Falta de conocimiento, tiempo o dinero. Tareas que evitas hacer a menudo pero que deben ser hechas y que te impiden avanzar correctamente.
  • Amenazas (externo, negativo): los obstáculos con los que te puedes encontrar normalmente relativos al mercado. ¿Quién o qué se interpone en tu camino?. ¿Qué tendencias te pueden afectar?. Puede variar dependiendo del pais o la plataforma concreta. La tecnología y los avances a veces pueden ir en contra, hay que identificarlo cuanto antes para usarlo a tu favor.
  • Fortalezas (interno, positivo): tus puntos fuertes. Estos llegan de nuestras habilidades y herramientas que tengas con respecto a la competencia. Es lo que te hace único y diferente del resto. Tus logros y experiencia tanto personales como profesionales potenciarán este punto.
  • Oportunidades (externo, positivo): estas son las situaciones de nuestro alrededor que podemos aprovechar a nuestro favor. Algunos ejemplos pueden ser las tendencias o cambios en el mercado que se alineen con nuestras fortalezas. Los contactos potenciales o posibles interesados en tu producto entrarían en este punto.  La flexibilidad y adaptabilidad de tu proyecto beneficiará este punto.

Una vez creada dicha matriz nos permite crear acciones para avanzar con lo que tenemos hacia donde queremos ir.

[et_bloom_inline optin_id=”optin_21″]

Ejemplo de DAFO para Fotógrafos

Un pequeño ejemplo de elementos que podrían ir en cada una de los cuadrantes sería el siguiente:

  • Debilidad: Me falta equipo y algo de técnica a nivel fotográfico. Eso hace que a veces me frustre, pierda tiempo innecesariamente y no sea capaz de avanzar. También sé que necesito incorporar estrategias de marketing pero no lo estoy haciendo. No tengo claro en qué debo poner los esfuerzos.
  • Amenaza: Hay mucha gente buena en el sector en el que me quiero meter y con más recursos económicos que yo. En mi ciudad pequeña no hay mucho mercado disponible ya que este se encuadra en las grandes capitales. Se está empezando a usar mucho instagram y yo apenas estoy comenzando.
  • Fortaleza: soy muy trabajador, constante, me adapto a los cambios y soy comunicativo. Tengo buen nivel de postprocesado y soy bastante creativo. Estoy empezando y tengo muchas ganas de que salga bien. La fotografía es mi pasión y quiero que se vuelva un medio de vida, eso hace que los pequeños fracasos no sean tales, sino que para mi son aprendizajes.
  • Oportunidad: Estoy empezando a conocer a gente del medio de donde pueden salir futuras colaboraciones. Puedo empezar a promover mis trabajos en diferentes plataformas online como por ejemplo un blog o un canal de Youtube, eso conectará mucho mejor con mis potenciales clientes.

¿Cómo usarlo en mi negocio fotográfico?

Si es la primera vez que escuchas esto del DAFO para fotógrafos, yo te recomiendo que lo empieces a implementar desde hoy mismo. Será parte muy importante de tu plan de marketing como fotógrafo. De este estudio dependerá que implementes unas estrategias u otras.

Puedes descargarte la plantilla recurso que he preparado para ti y rellenarla con los diferentes elementos del mismo.

Intenta sobre todo que sea realista. Si ves que te cuesta al principio identificar estos factores puedes consultarlo con la gente relacionada con tu negocio para que te ayude a sacar cada uno de los puntos que tendrás que trabajar.

En cualquier caso, si te queda alguna duda o quieres que te ayude a orientar tu estudio, puedes dejar un comentario al final del artículo o ponerte en contacto conmigo. Estaré encantado de ayudarte.

Marketing para Fotógrafos. ¿Lujo u Obligación? | Fotógrafo Inteligente

marketing para fotografos

El marketing para fotógrafos a menudo suele ser infravalorado pero permíteme que te haga un par de preguntas: ¿Cuantos fotógrafos con talento acaban por dejar la profesión por falta de clientes? Muchos. ¿Y cuántos fotógrafos sin tanto talento triunfan en la fotografía sin problemas? También muchos.

Y ahora la pregunta que te hago es, ¿Dónde quieres estar, en el grupo de fotógrafos con talento o en el grupo de fotógrafos con clientes?

Enfrentar estos dos conceptos puede resultar extremo, evidentemente hay muchos términos intermedios, pero a continuación trataremos una serie de conceptos que te harán ver con mucha más claridad si el considerar el marketing en tu negocio fotográfico es un lujo o una obligación.

La duda eterna del fotógrafo: ¿Es el talento suficiente?

A menudo hablo con fotógrafos que se sienten frustrados con su situación actual porque no entienden como fotógrafos con “menos talento” que ellos puedan estar viviendo de la fotografía con “tanta facilidad”. Y por el contrario como aquellos que tienen más talento, mejores fotos, no consiguen triunfar.

Vamos a poner un ejemplo típico de que es lo que puede significar eso de “menos talento” y “tanta facilidad”.

marketing para fotografos

“Menos talento”. Normalmente se refiere a fotógrafos que no destacan especialmente con sus fotografías. No tienen una técnica super depurada, tienen bastantes conocimientos de fotografía, se han formado y entienden la luz. Saben componer, retocar y como todo ser humano de vez en cuando cometen errores también, pero nada le impide seguir formándose.

“Tanta facilidad”. Perfectamente podría haber cambiado la palabra facilidad por “suerte”. Como he comentado en otras ocasiones, opinino que la suerte no existe, la suerte se crea. El caso es que esa aparente facilidad, si se trata de un negocio fotográfico exitoso, estoy seguro de que tiene un gran trabajo detrás que lo avala. Además de trabajo podría facilitarle el hecho de ser el primero en un sector, el ser diferente, el dedicarle muchas horas de trabajo, etc.

Y sobre todo le facilitara mucho la situación el hecho de estar aplicando el marketing para fotógrafos.

Mínimos para que el Marketing para Fotógrafos funcione

La primera ley universal es que por muy buen trabajo de marketing para fotógrafos que hagas, si el producto final es malo, no va a funcionar. Debes tener claro que tienes que trabajar en unos mínimos de calidad en el producto fotográfico que vas a ofrecer a tus clientes.

Excepción. No te dejes guiar por los malos ejemplos. Esos que eventualmente a pesar de su mal trabajo tienen muchos clientes (probablemente insatisfechos) que nunca volverán a trabajar con él. Apunta y déjate influenciar por aquellos que llevan mucho tiempo haciendo bien su trabajo y no por los casos de éxito efímeros.

marketing para fotografos

Por tanto trabaja en una buena base para tener un producto del que estés satisfecho. Ese producto debe resolver el problema o necesidad de tu cliente. Una vez que tengas un producto del que te sientas orgulloso y tienes claro de que quieres ganarte la vida trabajando como fotógrafo, entonces sí vamos puedes empezar a considerar el marketing como pieza clave de tu negocio fotográfico.

El marketing es una parte muy importante de tu fotografía profesional. De hecho, por lo general tendrás que dedicarle, al menos, el 80% del tiempo a tareas relacionadas con tu negocio. Todas esas tareas no tienen que ver contigo como fotógrafo y sí contigo como freelance o empresario.

¿Quieres saber a qué responden esos porcentajes?

El Gran Problema de los Fotógrafos de Hoy en Día

El porcentaje citado de 80% a tu negocio/marketing y el 20% a tus acciones más puramente fotográficas, tiene que ver a que en el momento en el que aceptaste ser fotógrafo aceptaste también ser muchos otros profesionales, todo en uno.

¿Sabes cuántas “profesiones” se esconden bajo la profesión de fotógrafo? El fotógrafo no es sólo fotógrafo, es el conjunto de muchos profesionales en uno y eso el cliente no lo entiende.

El fotógrafo a parte de fotógrafo es: retocador, iluminador, informático, contable, administrador, comunity manager, director de arte… y un largo etcétera. Todas esas “profesiones” necesarias para que el negocio fotográfico salga adelante.

Si no eres consciente de todo lo que tienes que hacer probablemente estés destinado al fracaso y lo peor es que no sepas porqué, cuando tu fotografía es buena y tú tienes talento.

¿Cómo el Marketing para Fotógrafos puede ayudarte en tu Negocio?

Si has llegado hasta aquí, probablemente seas consciente de la necesidad de aplicar las bases del marketing para fotógrafos para avanzar. El marketing es lo que hará que tu talento como fotógrafo sea reconocido como te mereces y que tu fotografía sea valorada por los clientes con los que quieres trabajar.

¿Cómo se hace eso?

El marketing tiene muchas áreas en las que se podrían trabajar. Hacer marketing para fotógrafos no es hacer publicidad en Facebook y esperar a que te compren porque has hecho un descuento de 30% de tus servicios. Marketing no es intentar engañar a la gente mediante precios, estrategias o tácticas poco legitimas.

Marketing es educar, es vender ideas, es contar historias, es aportar valor, es hacer que tus clientes vuelvan una y otra vez porque confían en todo lo que haces.

El marketing para fotógrafos puede ayudarte a:

  • Ganar visibilidad
  • Aumentar tus Ventas
  • Crear una buena Marca personal
  • Hacer tus Promociones más estratégicas
  • Conectar con tus Clientes
  • Mejorar el Mensaje de tu negocio
  • Optimizar tus acciones en Redes sociales
  • Incrementar tu Autoridad en el sector
  • Mejorar tu Posicionamiento
  • Asentar tu Presencia online

Todas esas áreas dentro del marketing pueden convertir a un fotógrafo con talento pero sin clientes puedan finalmente dar el impulso que necesitan a su negocio. Pero entonces, ¿Cómo puedo dar el siguiente paso? La respuesta es la formación.

Si soy fotógrafo ¿Necesito formación en Marketing?

Respuesta corta, sí.

Hace unos años, si querías formación especifica en marketing para fotógrafos tenías que hacer un curso en marketing y descubrir la manera de adaptarlo a tu fotografía.

Por suerte, cada vez más el sector de la fotografía empieza a tomar conciencia de la importancia que esta disciplina. Y poco a poco van apareciendo recursos que llenan ese vació tan importante.

Este blog de fotografo inteligente nació precisamente por esta necesidad que descubrí que no estaba siendo cubierta como se merecia.

Si eres de los que prefiere la formación presencial y vives en Madrid estas de suerte. Una escuela de fotografía ha pensado en ello y te ofrece formación en marketing para fotógrafos que dará respuesta a todas tus necesidades:

Apúntate a la Semana del Fotógrafo Rentable

El próximo 5 a 12 de Noviembre del 2018 tendrá lugar la semana del fotógrafo rentable. Una semana que no te dejará indiferente.

Apúntate a la Semana del Fotógrafo Rentable 2018 aquí >> 

semana fotografo rentable

O si lo prefieres baja un poco más y verás el banner correspondiente.

Después de esa semana verás el negocio de la fotografía desde un punto de vista totalmente diferente.

Plan de Marketing para Fotógrafos – La Guía Esencial

Plan de Marketing para fotógrafos

Un plan de marketing para fotógrafos es una herramienta que te servirá para tener una visión general de tu negocio y poder tenerlo todo mucho más controlado. Lo curioso es que sabemos que lo tenemos que hacer pero lo vamos dejando para otro día. El problema está cuando ese día nunca llega. Tal vez por no saber por dónde empezar, o tal vez por pereza.

Sé que no es fácil, por eso hoy te traigo una forma de realizar tu plan de marketing para fotógrafos de una manera simple y eficaz.

¿Qué es un plan de marketing para fotógrafos?

El plan de marketing para fotógrafos es la guía esencial que te ayudará a saber el estado actual de tu negocio y te ayudará a alcanzar el objetivo que desees.

Evidentemente para llegar a los objetivos marcados se necesita un plan de acción que te permitirá establecer prioridades y sobre todo una secuencia de tareas.

Esto te ayudará a administrar mejor tu proyecto. Una vez entendido esto, te propongo que te enfrentes a las preguntas que irán dando forma a ese plan de marketing tan deseado:

1. ¿En qué situación estoy y qué quiero conseguir?

Esto definirá tus objetivos en periodos de tiempo para que puedas ver la evolución de tus progresos.

2. ¿Cuál es mi producto, en qué me diferencia en mi mercado?

Esto definirá tu producto y tu valor, deberás tener en cuenta la marca personal y lo que hace tu competencia.

3. ¿Quién es mi cliente ideal y cómo voy a llegar a él?

Esto permitirá establecer la estrategia adecuada para posicionarte en el nicho de mercado en el que se encuentra tu cliente.

4. ¿Qué herramientas me van a permitir desarrollar mi plan de marketing para fotógrafos?

Hay muchas posibilidades y tendrás que elegir la que más se adecue a tu forma de trabajar.

Objetivos del Plan de Marketing para Fotógrafos

Lo primero que debemos hacer para que un plan de marketing funcione es saber identificar en qué punto estamos. Lo mejor para hacerlo con garantias es mediante un análisis de lo ocurrido en el año anterior. Con esto veremos si se han cumplido los objetivos anteriores, analizar nuestra situación actual mediante un análisis dafo del negocio y establecer nuevos objetivos.

Vayamos por partes.

¿Qué has conseguido en el último año?

A veces con el agobio del día a día no nos paramos a pensar en la evolución que estamos teniendo. Incluso puede ser que estemos consiguiendo cosas que nos están haciendo avanzar pero no les estamos dando la importancia que se merecen.

Para que no se te pase nada por alto te propongo que respondas a estas preguntas:

1. ¿Cuales fueron tus logros el año pasado?

2. ¿Qué acciones fueron las que te llevaron a conseguir tus objetivos?

3. ¿De qué es de lo que te sientes más orgulloso?

4. ¿Cuál es la mayor lección aprendida en los últimos 365 días?

Seguro que esto te da un subidón y te hace acordarte de pequeñas cosas que te hicieron muy feliz pero a la que no le prestaste mucha atención. Cada vez que consigas algo que te propusiste, por pequeño que sea, date un capricho, tu cuerpo y tu mente lo agradecerán.

¿Para qué necesito un plan de marketing para fotógrafos?

Esta pregunta puede parecer trivial, pero no lo es en absoluto. De hecho, muchos fotógrafos no saben si necesitan un plan de marketing o no. La mayoría prefiere no hacerlo pero es porque no saben de las ventajas que pueden obtener.

Un plan de marketing para fotógrafos nace para ayudar a crear acciones que tengan sentido en base a un estudio previo de la situación actual del negocio. Eso lo haremos con el análisis de la matriz DAFO para fotógrafos. En él estudiaremos:

  • las Debilidades que tenemos como fotógrafos y empresarios unipersonales.
  • las Amenazas externas que pueden desestabilizar nuestro negocio.
  • las Fortalezas que poseemos como fotógrafos frente al resto, qué nos hace diferentes.
  • y las Oportunidades externas que podemos aprovechar para avanzar.

Una vez que tengamos esa tabla realizada debemos pasar al siguiente punto: los objetivos

¿Qué quiero conseguir con mi plan de marketing para fotógrafos?

Ahora que ya sabemos lo que hemos conseguido vamos a poner la vista en el futuro.

Para poder tener una visión clara de lo que vamos a conseguir tenemos que establecer unos objetivos. El error aquí es que normalmente los objetivos que se crean cojean en algún punto, y para que eso no pase debemos hacerlos “intelingentes”.

Puedes ver más información en el articulo que escribí sobre los “objetivos SMART”.

Para que te hagas una idea te pongo un ejemplo. No basta decir que quieres más clientes en 2017, en vez de eso debes decir algo como:

  • S (eSpecífico): Voy conseguir 3 clientes.
  • M (Medible): Con una campaña en facebook en la que voy a invertir X€ para llegar a 1000 impactos, 100 visitas a mi web 20 solicitudes de presupuesto y cerraré 3 clientes.
  • A (Alcanzable): Esos 3 clientes deben gastar una media de Y€ que significa un 10% más del ingreso medio mensual.
  • R (Relevante): Voy a centrarme en vender servicios de mi pack premium de familias que es el que quiero potenciar porque es el que mejores resultados me da.
  • T (Temporal): Todo eso en los próximos 30 días.

Establece objetivos a corto, a medio y a largo plazo que cumplan con las características que has visto justo arriba.

[et_bloom_inline optin_id=”optin_9″]

¿Cuál debe ser la Base de mi Plan de Marketing para Fotógrafos?

La base de todo buen plan de marketing debe estar centrada en ofrecer un producto o servicio de calidad en comparación con lo que existe en el mercado. Sin eso nada funcionará.

Para ello debemos tener en cuenta 3 factores:

El análisis de tu competencia

Para poder entrar en un mercado especifico hay que ver lo que otros antes han hecho y lo que se está haciendo actualmente. Un buen mercado debe estar equilibrado, o sea, que no este saturado de oferta con respecto a la demanda. Muchos piensan una idea y ven que no hay oferta de ello, hay que tener cuidado con estas situaciones, porque puede ser que no haya oferta porque ya otro lo haya intentado sin éxito o que directamente el mercado no este preparado aún para el desarrollo de tu idea.

El factor diferencial de tu producto

Esto es algo que tenemos que cuidar desde el principio. Si tu producto no tiene nada de especial y se parece con el resto de productos ofrecidos en el mercado, mucho me temo que se va a tener que diferenciar por precio. Y si lo único que hace especial a tu producto es lo barato que es estas destinado al fracaso. Habrá siempre alguien nuevo que venga y lo ponga más barato. Por tanto, intenta encontrar ese “algo” que hace a tu producto tan especial.

La elección de tu cliente ideal

Tanto el análisis de la competencia que puedas tener en el mercado como lo que ofrezcas a dicho mercado van a tener que adaptarse al tipo de cliente al que te dirijas. Si la respuesta a quién es tu cliente ideal es “todo el mundo” tenemos un problema. Te recomiendo ver el siguiente artículo donde explico cómo crear un avatar de tu cliente ideal.

Una vez que lo tengas detectado será mucho más fácil crear acciones que atraigan a clientes con los que quieres trabajar.

Herramientas del Plan de Marketing para Fotógrafos

Existen diferentes herramientas y canales que tenemos que saber aprovechar para hacer llegar tu mensaje a tus clientes potenciales. Cada herramienta tendrá su filosofía y se adecuara de una forma u otra a tu estrategia de marketing. Lo interesante aquí es elegir aquellas con las que te sientas más cómodo y exprimirla al máximo.

Herramientas para crear tu plan de marketing para fotógrafos

Página Web – para mostrar tu trabajo de forma fácil.

Blog – como complemento de tu web, para atraer a tus clientes ideales.

SEO – si lo cuidas desde el principio llegaras a más interesados orgánicamente.

Email marketing – para fidelizar clientes o ganarte la confianza de los potenciales clientes.

Redes sociales – para llegar a más público y humanizar tu marca.

Comunicación cara a cara – importante tener buena presencia y saber transmitir en persona.

Boca a boca – ofrece mucho valor para que esto suceda de manera natural con tus clientes.

Campañas de publicidad – ya sea online u offline lo interesante es poder medir resultados.

Tarjetas de visita – tenerlas siempre a mano para cuando necesites presentar tu proyecto.

Foros/grupos – el networking virtual sirve para unir fuerzas y hacer que se acuerden de ti.

¿Qué te ha parecido esta guía? ¿Crees que a partir de ahora podrás crear acciones más orientadas a resultados?

Espero que te haya ayudado a aclarar ideas y sobre todo a que te pongas a actuar hoy mismo.

Para todo lo demás, deja un comentario y estaré encantado de responderte.

Marketing para Fotógrafos Low-Cost. Estrategias para mejorar tu negocio fotográfico.

Marketing para fotografos Low-Cost. fotografointeligente.com

Es hora de admitirlo el marketing para fotógrafos es una de las principales asignaturas pendientes. Herramientas, programas, conceptos complicados… todo se hace una montaña incluso sólo de pensarlo.

Lo cierto es que a veces las oportunidades están más cerca de lo que crees. Eso es lo que te traigo aquí hoy estrategias de marketing para fotógrafos Low-Cost que podrás aplicar a tu negocio hoy mismo, fácilmente y sin una gran inversión, o incluso gratis.

¿Te interesa? Te muestro unas ideas a continuación.

1. Díselo a todo el mundo, incluyendo familia y amigos.

Cuando estamos empezando un nuevo proyecto o negocio y queremos lanzarlo al mundo, los familiares y amigos son un pilar muy importante. Siempre comenzamos con lo que tenemos más a mano y ellos son los que están dispuestos a ayudarnos en esa primera etapa.

El caso es que, a medida que va avanzando el negocio, tenemos que continuar luchando con nuestro propio esfuerzo y empuje. La cuestión aquí es ¿Por qué olvidarnos de ese recurso tan valioso?

A veces, subestimamos lo que nuestro grupo más cercano puede hacer pos nosotros. Si haces una promoción o lanzas un nuevo producto, anima a tu familia y amigos a que te ayuden a difundirlo, puede ser que ellos no te compren, pero tal vez algún amigo de amigo termine interesándose por tu trabajo.

2. Ten siempre a mano tu tarjeta de visita

Nunca sabes cuando se te puede presentar la oportunidad que esperabas. Dicha oportunidad puede ser una persona que pueda hacer crecer tu negocio fotográfico o simplemente un potencial cliente.

El mundo corre muy deprisa y, al igual que en internet, en ocasiones es cuestión de segundos el aprovechar una oportunidad única para dar a conocer nuestros servicios. Citar nuestra web o nuestro nombre para alguien desconocido puede caer en el olvido rápidamente.

Para ello debemos estar atento a las posibilidades que te ofrece tu entorno. Lleva contigo siempre a mano unas tarjetas de visita y ofrécelas a quien consideres que realmente vaya a hacer buen uso de ella.

3. Muestra pasión por aquello que haces

Hay que tener cuidado cuando se habla de lo grande que es tu pasión por la fotografía. Lo que debes hacer, más que decirlo, es demostrarlo con todo lo que haces.

Si aún no vives de la fotografía y tienes un trabajo a tiempo completo del que quieres salir, probablemente debas levantarte temprano o acostarte tarde durante meses para dar forma a tu proyecto fotográfico. Al igual que si ya tienes un ritmo de trabajo como fotógrafo pero crees que te falta algo, tal vez tengas que invertir en formación y dedicarte a estudiar en tus ratos libres. Eso es pasión.

Si todo eso lo haces desde el corazón y con la verdadera intención de dedicarte a la fotografía, ni siquiera hará falta decir inevitable el que otros vean en tu cara, en tus ojos y en tus palabras esa pasión. Ese sera el motor que te llevara allá donde tu quieras llegar. No lo olvides.

4. Ofrece una sesión estratégica a personas “conectadas”

Hay mucho revuelo con el tema de ofrecer servicios o productos de forma gratuita. Al fin y al cabo nada en esta vida es gratuito, siempre hay algo que nos llevamos a cambio, aunque no sea dinero. La recompensa puede ser la creación de porfolio, la posibilidad de hacer networking o el tener más claro cuál es nuestro estilo fotográfico.

Pero aquí hablamos de dar un paso más. No he dicho una sesión, he dicho una sesión “estratégica”. Eso quiere decir que tenemos que ver más allá de la simple sesión. Si eres fotógrafo de bodas y conoces a alguien que está muy “conectado” y que tiene mucho contacto con novias potenciales, ofrécele tus servicios. Es muy probable que si quedan satisfechos con tu trabajo te puedan promover a dichos contactos.

Otra forma indirecta de hacerte notar entre empresas o marcas con las que quieres colaborar es tener un bonito detalle usando tus habilidades fotográficas. Si el detalle es vistoso y le aporta valor a la otra parte implicada seguro que la promueve en redes sociales o entre sus clientes, esto puede exponer tus servicios a muchos potenciales clientes.

5. Sal al encuentro de nuevas oportunidades

Sinceramente no creo que existan los fotógrafos con suerte y ya me he encargado de explicar porqué. El caso es que oportunidades hay en todos lados, sólo tenemos que aprender a encontrarlas.

Si eres fotógrafo de bodas y estás buscando colaborar con una floristería o un salón de celebraciones, a veces lo único que tienes que hacer es preguntar. El hecho de ofrecer una colaboración profesional puede ser muy beneficioso para ambos negocios si comparten público objetivo.

Lo cierto es que, por lo general, tenemos miedo a una negativa, a que nos digan que no. Pero debemos intentarlo, a veces con una simple pregunta es suficiente. Al fin y al cabo, lo peor que nos puede pasar es que nos quedemos tal y como estábamos al principio. En cambio, el conseguir nuevos colaboradores para nuestro negocio puede suponer un salto de calidad importante.

6. Relaciónate en persona

En este mundo digital en el que nos ha tocado vivir, cada vez es más difícil conectar físicamente con las personas. Hay muchas y buenas cosas que hacer y aprovechar en internet. Lo mejor es salir fuera de tu cueva y empezar a relacionarte y promover de viva voz lo que haces.

De hecho, puedes ayudarte de internet para buscar el tipo de evento que te conviene más. Grupos de facebook, plataformas como meetup.com y similares pueden hacerte conectar con personas afines a la fotografía. La gran mayoría de los eventos que encontrarás son gratuitos así que no tienes excusa. Será difícil encontrar una estrategia low-cost de marketing para fotógrafos más barata que esta.

Si un día te apetece aprender y relacionarte con fotógrafos a los que le interesa el marketing puedes unirte a grupos de facebook como este. Si otro día te apetece dar formación, puedes crear tu mismo tu propio evento y ofrecerlo. Al final se trata de exprimir al máximo lo que tenemos a disposición.

7. Colabora por una buena causa

Participar en una evento sin ánimo de lucro como voluntario puede resultar muy beneficioso para tu marca como fotógrafo y para tu negocio en general. Eso sí, para considerar la viabilidad de esta opción, deberás identificarte con aquello con lo que vayas a colaborar.

¿Cuales son los beneficios de participar en un evento solidario? Por una parte ganarás en visibilidad. Imagina que te acabas de mudar de ciudad o simplemente necesitas ampliar tu red de contactos, esto te permitirá conectar con nuevas personas.

Si tu trabajo es bueno y se quedan satisfechos después del evento es muy posible que las profesionales involucrados te consideren para futuros proyectos (solidarios o remunerados). Por tanto, participa en algo en lo que creas que puedas aportar algo bueno, involúcrate y el resto vendrá solo.

8. Conviértete en un recurso de utilidad

Siempre he estado muy a favor de ser útil y crear recursos que aporten valor. Se puede hacer de muchas formas, pero una muy efectiva y muy low cost es crear de un blog. Podría ser gratis, pero recomiendo firmemente que se cree un blog asociado a tu web de fotografía con dominio propio.

El principal inconveniente que tienen los fotógrafos a la hora de crear un blog es la falta de ideas. Seguro que te estas preguntando, vale, creo un blog pero ¿Qué m#3rh!* escribo en el blog?. Eso no es excusa. Hay muchas ideas que puedes desarrollar para atraer clientes con tu blog.

[et_bloom_inline optin_id=”optin_10″]

Si tus clientes o potenciales clientes ven en ti una fuente de información útil con cada articulo que escribes, sin duda volverán a ti cuando necesiten un fotógrafo. Todo eso va creando una relación de confianza que tal difícil es de crear a nivel online y que conseguirás con paciencia, constancia y buen hacer.

9. Incentivos, concursos, sorteos

Este puede ser un recurso low-cost de marketing para fotógrafos muy efectivo. Cuando estas empezando con un proyecto nuevo y te falta visibilidad, crear un concurso ofreciendo algo “gratis” te permite llegar a mucha gente “interesada”.

Aquí corres el riesgo de llegar a gente interesada que nunca comprará tus productos o servicios. Ese es el precio que pagas por llegar más gente de la normal, y entre ellos, un porcentaje de potenciales clientes que pudieran contratarte futuramente. Para ello es muy importante definir tu cliente ideal.

Puedes pensar que trabajas gratis, pero no es así. Si tus publicaciones en redes sociales llegan normalmente a 50 personas por ejemplo, con un concurso o sorteo aumentarán. Puedes multiplicar tu visibilidad hasta llegar a 500 o incluso 5000 personas que, como mínimo, ya te conocerán y de entre ellos, o su entorno, algunos habrán que se interesen por tus productos o servicios.

¿Estás usando alguna de estas estrategias en tu negocio actualmente? ¿Hay alguna que se te haya pasado por obvia que pareciese?

Al final lo más importante es mirar a nuestro alrededor y sacarle provecho a todas y cada una de las oportunidades que nos ofrece lo que ya tenemos. No hace falta salir fuera ni invertir mucho para poder mejorar nuestro negocio de fotografía. Por eso si te han gustado estas estrategias de marketing para fotógrafos low-cost me encantará saber cuál es tu preferida. Si usas alguna en concreto que te funcione bien o que no esté en el post deja tu comentnario.